Visita dermatológica, como guiar y acompañar al paciente

Visita dermatológica, como guiar y acompañar al paciente

La pérdida de cabello no siempre es considerada como una enfermedad, pero se asocia con importantes repercusiones sobre la calidad de vida de los afectados, y con implicaciones en la esfera psicológica y social. Perder el cabello es para muchos un problema, más allá de lo que se comunica a menudo durante la visita dermatológica. Un gran problema. Mucho más grande de lo que se pueda imaginar. Perder el pelo a veces significa para algunas personas perder la identidad propia, o más bien creen perder la identidad que desean que otros tengan de ellos. Perder el cabello los hace sentir tremendamente incómodos, porque de repente se sienten despojados y desnudados delante de los demás.

Hay quien puede solucionar el problema rasurándose, otros lo contienen encontrando alguna estratagema para cubrir «la vergüenza» (peinados tácticos), pero la mayoría de los pacientes que sufren por este problema no se resigna nunca, y permanece a la espera de la medicina que proponga un milagroso descubrimiento. Pero créanme, desgraciadamente en la medicina no existe nada de milagroso.

Visita dermatológica e internet – de lo que hay que tener cuidado

Así que una noche se empieza a navegar por internet, con la esperanza de encontrar la respuesta a las muchas preguntas que vienen a la mente (¿Qué tipo de calvicie tengo? Como estaré en dos años? ¿Hay algo que pueda hacer para parar la caída?) y compartir con otros su propio «drama» (un poco fuerte por supuesto la palabra), pero sé que el lector tiene claro a qué se refiere, (porque quien escribe transformó su problema en su trabajo).

A menudo se cree que, para poder evitar la vista dermatológica, es suficiente confiar en los motores de búsqueda.

De regreso en Estambul, en el 3er Taller Internacional de Trabajo de FUE, donde intercambié opiniones con con los mejores especialistas en el campo, y pude ver algunas intervenciones realizadas con diferentes técnicas FUE, tanto de extracción como de inserción de unidades foliculares, también tuve tiempo para pensar en algunas ideas importantes sobre el mundo de los trasplantes de cabello. No se puede ocultar el hecho de que actualmente se haya convertido en un gran negocio para muchos profesionales que se esfuerzan por ofrecer compromiso y seriedad, mientras otros buscan atajos que me resulta difícil compartir.

Visita dermatológica en Italia y operación en el extranjero, pros y contras

La tendencia de los últimos años ha llevado a muchos pacientes a considerar la posibilidad de someterse a una cirugía en el extranjero, donde la oferta de muchos profesionales es una alternativa a las valiosas oportunidades que ofrece el mercado italiano, a menudo evitando una visita dermatológica a profundidad. Por lo tanto, a raíz de una interesante reflexión hace un tiempo propuesta en un tiempo por el Dr. Tesauro, amigo y colega, me he preguntado algunas cuestiones: en primer lugar, ¿Qué pasa con todos los pacientes «emigrantes» que una vez que se hayan operado se quedan abandonados a si mismos? ¿Puede realmente el trasplante ser la única respuesta a sus necesidades? Pero, sobre todo, ¿Tienen los pacientes verdaderamente muy claro lo que deben esperar de un trasplante?

Los destinos extranjeros, como se ha mencionado, parece que se han convertido en la Meca para los calvos, donde finalmente encontrarán la solución a su problema. Muchos cirujanos son sin duda grandes profesionales, pero creo que algunos pacientes podrían estar subestimando un poco la importancia de un correcto itinerario de tratamiento, que debe necesariamente preceder y acompañar al trasplante. Si el cirujano está situado a miles de kilómetros de distancia ¿qué apoyo le ofrecerá al paciente si es necesario? No para todo el mundo coger un avión por consejo terapéutico es posible (por cuestiones económicas).

La terapia además no significa simple y exclusivamente recetas de finasteride y minoxidil para toda la vida.

Visita Dermatológica, enfoque Farmacológico y Trasplante

En base a estas simples evaluaciones se evidencia lo difícil que es considerar el trasplante como única y última solución al problema. De hecho, si no estamos informados y preparados esto podría ser el comienzo de un calvario.

Confiar en un dermatólogo capaz y escrupuloso es el primer paso crucial por hacer: seguir el itinerario terapéutico apropiado es exigencia de la cual muchos no pueden prescindir.

Calibrar la terapia basándome en las características del sujeto (edad, grado de Hamilton, expectativas a futuro, la situación de la zona donante y receptora,) es mi trabajo, y el propósito fundamental de la visita dermatológica, que debe llevarse a cabo en los tiempos y de la manera requerida, sin prisas y tratando en lo posible de poner cómodo al paciente.

Para algunos pacientes optar por realizarse un trasplante en Italia, Bélgica, Turquía, Canadá, Brasil o España, es una óptima decisión, etc, siempre y cuando elijan a un buen profesional. Lamentablemente para muchos es una simplificación y los atajos a menudo pueden ser peligrosos.

Mi trabajo es hacer de la visita un momento útil, confidencial, en el cual el paciente sintiéndose apoyado y no dirigido, valore sus necesidades y opciones posibles, basándose en un cuadro general, que debe ser claro y entendido.

Fui invitado a este foro porque soy parte de una nueva generación de médicos: un dermatólogo quirúrgico que está realizando trasplantes y se ocupa de la terapia, pero que antepone siempre como una prioridad el bienestar del paciente .

En este foro trataré de ofrecer mi experiencia al servicio de quién esté clarificando las ideas o quiera hablar de su experiencia.

Dondequiera que su decisión los conduzca, no cometa el error de llegar sin preparación a una cita importante.

Dr. Massimo Gabellini

Especialista en Dermatología y Venereología

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario