LA CURA PARA LA PÉRDIDA DEL CABELLO – LA CURA CONTRA LA CALVICIE

cure perdita capelli minoxidil

Aún cuando una «cura» por excelencia que resuelva el problema de la calvicie no existe al día de hoy, tenemos tratamientos farmacológicos válidos que permiten estabilizar la caída del cabello, y en algunos casos, también a tener nuevo crecimiento del cabello, si estos cabellos no están en la última etapa de miniaturización.

Las medicinas pueden ser utilizadas solas o o como parte de un plan estratégico para combatir la caída que prevee también la intervención quirúrgica de trasplante de cabello. La terapia médica (cura para la pérdida cabello) funciona bien en sinergia con la cirugía, porque los objetivos son diferentes, el tratamiento para la pérdida de cabello sirve para prevenir la caída futura, mientras que el quirúrgico sirve para reemplazar los cabellos que se han perdido. A diferencia de los medicamentos, el trasplante de cabello no previene el avance de la calvicie, pero es el único tratamiento que permite recuperar los cabellos en una zona totalmente calva.

Sólo dos medicamentos han sido aprobados por la Food and Drug Administration (FDA) y el Ministerio de Salud para el tratamiento de la calvicie de tipo androgenética. Se trata de la Propecia (que contiene 1 mg de finasteride) y una loción tópica, el Rogaine (que contiene minoxidil). Otros medicamentos se utilizan para el tratamiento de la calvicie, pero su uso se considera «off-label» (distinto a las indicaciones terapéuticas previstas).

La Propecia (finasteride) es un inhibidor de la DHT y es especialmente útil para revertir el proceso de la miniaturización de la alopecia androgenética, especialmente en las primeras etapas. Para comprar Propecia (u otros medicamentos que contengan finasteride) es necesaria receta médica en algunos países. El medicamento está ahora disponible en tabletas de 5 mg que se pueden dividir en cuatro partes de 1,25 mg cada una utilizando un corta pastillas.

El Rogaine (minoxidil) estimula directamente el crecimiento del cabello, pero es significativamente menos eficaz que el finasteride cuando se utiliza solo. Los mejores resultados se alcanzan con el uso combinado con Propecia. El minoxidil está también disponible en forma genérica y no es necesaria la receta del médico.

Se ha observado que el uso combinado de finasteride y minoxidil puede producir un rebrote de cabello significativo en más de 1/3 de los pacientes. Estos medicamentos pueden disminuir y estabilizar la caída del cabello en más del 90% de los pacientes.

 

 

LAS CURAS PARA LA PÉRDIDA CABELLO – ¿SON APROBADAS POR LA FDA?

cure perdita capelli finasteride FDA

Debido a que la Food and Drug Administration (FDA) ha aprobado el finasteride y el minoxidil solo para su uso en la zona de la coronilla, se ha extendido la idea equivocada que estos medicamentos funcionan sólo en la zona posterior del cuero cabelludo. La realidad es que el minoxidil y la Propecia funcionan bien tanto en la zona frontal como en la parte superior del cuero cabelludo. Esto es lógico pues el proceso que provoca la caída del cabello es exactamente el mismo en todas las zonas del cuero cabelludo. Ambos medicamentos permiten mejorar el calibre de los cabellos miniaturizados, pero no son capaces de provocar crecimiento de cabellos en zonas totalmente calvas.

Considerando que en la zona de la coronilla el proceso de miniaturización es más lento que en la zona frontal del cuero cabelludo, hay un período mayor de tiempo para el medicamento de actuar y permitir recuperar el cabello en esa zona. Esto explica la mejor respuesta del medicamento en la parte trasera del cuero cabelludo (en la coronilla), respecto a la zona frontal. Dicho esto, debe de señalarse que los medicamentos funcionan bien en todas las zonas del cuero cabelludo (frontal, superior y posterior) para la prevención y la estabilización de la caída del cabello.

El tratamiento farmacológico (cuidados para la pérdida cabello) produce resultados en el tiempo y normalmente es necesario esperar al menos 6-12 meses para ver los primeros resultados. Durante los primeros meses los medicamentos pueden causar un aumento de la caída. Esto es totalmente normal y es necesario ser pacientes y seguir tomando el medicamento. Los beneficios adquiridos se perderían si se suspendiera el uso del medicamento y el paciente volvería pronto al grado de calvicie que habría alcanzado si no hubiera nunca utilizado el medicamento.